Se crea ‘Go-fat’ para modelar los cuerpos de los futuros pandorgos

mayo 10, 2014 | 2 comentario

Un cisma intestino se ha abierto en uno de los lobbys ciudadrealengos de mayor enjundia y relevancia protagónica. Con ello, la polémica está servida y alimentada la chismosa inclinación del ciudadrealengo hacia todo lo inane e inverosímil. Surge el caso a raíz de la recién publicada convocatoria para la recepción de candidaturas con las que cubrir el demandado puesto honorífico de Pandorgo 2014. Esa figura que representa a todos los ciudadrealengos, ese prócer local, ese primo civitas o primo a secas, que durante un año, el de hogaño, ha de abanderar las esencias de nuestra nación local y encarnar todas las virtudes de cuantos moran en ella, haciendo las veces de generoso patricio a la par que de sencillo plebeyo; ese pluscuamhombre, decimos, está llamado ahora a renovarse dentro de su necesaria conservaduría. Efectivamente, quería la tradición que este héroe local tuviérade un aspecto característico y recognoscible por todos, dotado de una fisonomía sanchopancesca a la vez que regalado de su misma verborrea y salpimentado con una grillera mental dignamente quijotesca. Sin embargo, como es costumbre entre los grupos tradicionalistas torcer y retorcer la costumbre a su gusto y antojo, según la Ley de la conveniencia o el capricho de la ocurrencia, así, aquella figura pandórguea, recognoscible por su orondez y campechanía, ha ido convirtiéndose con el paso de los años, en un estafermo decadente muy alejado de lo que el espíritu y la costumbre ortodoxa siempre han mandado.

He aquende, que una facción especialmente ultratradicionalista de ciudadrealengos y especialmente de para-pandorgos ha forzado la escisión, mostrando su aborrecimiento por una figura de Pandorgo que por la moda de los tiempos y el culto a los cuerpos sportivos y lacertosos, ha ido convirtiendo el modelo inveterado de Pandorgo, con sus trazas descritas, en una suerte de ciudadano común e inclusive, como ha ocurrido en varias ediciones, en un “Pandorgo” delgado y aficionado al sport, así como a las prevenciones alimenticias por mor de los gustos y modas imperantes.

Al frente de este movimiento secesionista se encuentra Almondigón, a la sazón número 14  de la candidatura con la que el partido local “Comunión Atávica” presentóse, sin pena ni gloria, a las últimas municipaladas. Según ha babeado Almóndigo:

“Nosotros no queremos que el Pandorgo sea una persona delgada, ni atlética, pero tampoco un individuo fofo de carnes flácidas. Nuestra protesta enérgica persigue reivindicar la figura de un Pandorgo gordo, mondonguero, de aspecto circular, prácticamente esférico. Una suerte de ciudadrealengo semoviente, atorado, y de cuerpo mantecoso. Otra cosa nos pareceríade, como ya nos parécede, abominación e iniquidad. La tendencia de los últimos años se debe sin duda a la moda intemperante y a ciertas facciones libertinas que han irrumpido en la escena tradicionalista con la intención de inculcar hábitos insanos para el conservadurismo ciudadrealengo. La implantación creciente de gimnasios estabulares donde los ciudadrealengos son aficionados al movimiento y a la delgadez son absolutamente repulsivos y rechazados por cuantos conformamos la representación de la tradición real. Un ciudadrealengo de pro no puede ir jamás a un local deportivo, ni a evento de tal naturaleza. Tal costumbre es contraria a su espíritu tabernario y la tradición local bien documentada. Hacello sería deshonra para él y para todos los miembros de su familia hasta la oncena generación.”

En consecuencia, se ha creado la plataforma “Por un Pandorgo gordo y semoviente: Go-fat!“. El primer objetivo de este movimiento estático ha sido crear el primer Centro de engorde para humanos con el nombre internacional de “Go-fat“, con el que se quiere dar réplica a la dañina cadena adelgazatoria que tanto estrago está causando en las tradiciones locales. ‘Go-fat‘ está ubicado a las afueras de la ciudad y cuenta con diversas y modernas instalaciones, como puede apreciarse en las estampas inferiores.

 

Sala de engulle. Abierta día y noche, con horario flexible.  En ella el candidato a Pandorgo puede engullir día sí y día no todo lo que quiera para alcanzar la imagen deseada.engulle

El engordadero. Esta sala tiene un tratamiento estabular personalizado. Su propósito fundamental es cebar al candidato de manera rápida e intensiva, cuando no se ha podido hacer de manera paulatina durante el año. Este engordamiento masivo y precipitado propicia además el mal cuerpo y un carácter empanado, mérito idóneo para alcanzar el puesto.Atoradero

La tragadera. En esta sala perfectamente acondicionada se intentan resolver los problemas en la deglución y engulle, de modo y manera que se inserta en la boca del candidato un tubo de aluminio que administra directamente sebo, sin necesidad de masticar ni ejercitar músculo alguno.

sala de engorde

 Tolvas individuales. En ellas el candidato puede obtener cantidades extraordinarias de alimento con el que cebarse hasta el paroxismo. Son prestables de modo que pueden llevarse casa, atorándose a toda hora, sin medida ni tasa. Esta prestación es útil en los últimos momentos, cuando los kilos se resisten y va siendo difícil ganar peso porque éste resulta ya intolerable. Las tolvas personalizadas permiten y facilitan ese último esfuerzo seborreico. Además, al tener tres orifios para el hocico se puede prácticar el engorde en familia o ‘family-fat‘. No escatime en gastos!!

comedero

Subproductos megaalimenticios (Pandor-plus). Con estos productos de engorde rápido podrá ganar varias arrobas en una semana y lucir almorchas entre sus amistades. Los catalizadores de masa sebosa se pueden comprar en nuestras instalaciones. Son ecológicos y naturales, elaborados con tocino y sebo de la mejor calidad. Sin aceite, sólo manteca pura.

engordadero

Con todas estas prestaciones, no hay excusas para adquirir un volumen que recomponga el Canon pandórgueo. Invitamos y animamos a todos nuestros lectores a que se ceben y adquieran esta silueta típicamente ciudadrealenga.

¡¡¡Por un Pandorgo como Dios manda!!!

 

Go fat2

Algunos ciudadrealengos ya están adoptando el Canon pandórgueo.


Comments

2 cartas al director hasta ahora

  1. Zósimo Záncara on mayo 12, 2014 1:21

    No podría estar más de acuerdo con tal iniciativa. Llega, además, en el momento preciso, ahora que la exacerbada adoración a la esbeltez se ha inoculado en nuestra sociedad a modo de infame virus. No es sólo que el Pandorgo deba lucirse orondo y cebón, debiérade ser la ciudadanía toda la que ostentase almorcha orgullosa. ¡Ah, nuestros mancebos! Tornados raquíticos, enjutos, esmirriados, abandonados a la insana escualidez por mor de estas modas insalubres que dejan a nuestras doncellas desnalgadas y sin lustre. Una generación perdida, créame, una pena de chiquillos.

  2. Las fuerzas vivas de Ciudad Real denuncian el prototipo de Pandorgo elegido durante los últimos años : MUNDO RANCIO on agosto 4, 2019 12:39

    […] Hermandad de Pandorgos y miembro del partido Comunión atávica, impulsó en 2014 la creación de Go-fat, un engordadero moderno donde poder conseguir fácilmente la hechura recomendable para alcanzar el […]

Nomnre

Email

Sitio gües

Expláyese, joven