La Regidora capitalina lidera el debate democrático celebrado en el casino

septiembre 1, 2013 | Deje usted un comentario

ACTUALIZACIÓN – ÚLTIMA HORA.

De nuevo MUNDO RANCIO ha sido elegido por el Gabinete de Propaganda Municipal para hacer público un desmentido que se ha convertido en pseudopolémica con motivo del reciente debate político celebrado en el Casino ciudadrealengo. Algunas voces han criticado que el Consistorio no cediera el Salón Plenario del edificio consistorial para celebrar tan emotivo evento, aduciendo que se había recibido un escrito administrativo en el que la única respuesta que justificativa para tal negativa era un parco: “No ha lugar“.
El Equipo Consistorial liderado de manera absoluta por D. Rosa Romero quiere poner de manifiesta que la citada negativa contiene una errata, puesto que la causa por la que no se cedió el Salón, y que asió debió ser mecanografiado correctamente por el ujier del caso, es que: “No hay lugar“. La esquiva ‘y‘ (letra exótica y foránea, desconocida para muchos de nuestros ujieres consistoriales) ha sido causa de una pseudopolémica innecesaria. Esto es, que el Consistorio lúcido, en previsión de la afluencia que tal evento suscitaría, toda vez que el mismo contaría con el aliciente de la asistencia no verificada de la Regidora de los destinos capitalinos, decimos que, en tal previsión de afluencia, se quiso de decir que en Salón Plenario ‘No hay lugar” para tanta muchedumbre cívica, por lo que se animó a los convocantes a que lo organizaran en el Casino, lugar más acorde con el evento. Además, el Salón Plenario no dispone de refrigeración y está en un tercer piso, por lo que habría problemas de accesibilidad. Por tal razón, el Equipo de Gobierno Absoluto, informó, primero, de la cortedad de espacio, y recomendó después, un lugar alternativo con mayor comodidad. Todo lo cual sea dicho y difundido para contradecir la maledicencia sedicente y hacer resplandecer la verdad y la razón de forma prístina y transparente.

_________________________ *****__________________________

Según informa el Gabinete de Propaganda Municipal (GAPROM) y su brazo mediático, TVCR, la Regidora capitalina regaló graciosamente su presencia a los asistentes a la convocatoria realizada por el Partido Sovietista con objeto de charlar del envidiable y bienestante remanso que es nuestra amada ciudad. Aunque en un principio la Regidora anunció consternada que no podría acudir a la cita por estar comprometida con las Fiestas pedáneas de Las Casas donde iba a tomar parte de La Gran Huevada 2013, toda vez que su paso por los platós gastrotelevisivos ha constituido un gran éxito en intención de voto, la amable Regidora, decimos, tuvo la delicadeza de cancelar esta cita pedánea para participar democráticamente en la charla ciudadana convocada por el partido de izquierdas. Finalmente, la Regidora no pudo acudir a este debate por estar comprometida con la pedanía de Las Casas donde a la misma hora se celebraba La Gran Huevada 2013 a la que no pudo asistir por motivos difusos.

debate_rosa

La alcaldesa lidera la charla participativa

Ya en el debate, la Regidora tomó a seguida las riendas del confuso y disperso diálogo que no llevaba a parte alguna, nada más que a hablar de aparcamientos, bicis y árboles, temas inanes para el interés comprometido y cívico de los ciudadrealengos, más interesados en temas de altura política y social, que la Regidora capitalina abordó con sabiduría, amabilidad y tolerancia, siempre difícil entre miembros de la conflictiva izquierda. Todos los asistentes confirmaron de consuno que aunque las cosas nunca son como se quisieran aún podrían, con dificulta, ser peores, y reconocieron en la Regidora a esa persona entregada y única capaz de seguir adelante guiando la nave del estado municipal. Por su parte, la Regidora hizo ver que absolutamente todo lo que se hablaba y proponía en esta reunión ya había sido propuesto e iniciado mil veces por el Consistorio, sin haber llegado nunca a culminar nada. Pero como lo que cuenta es la intención, la Regidora dijo que perdonaba a todos, y que el lugar adecuado para hablar de estas cosas era en cualesquiera de los múltiples cauces participatorios que ha creado el Consitorio, tales como el Consejo Consultivo de Asuntos Finales; el Consejo de Cuestiones Ulteriores; el Consejo que para todo vale y para nada aprovecha; el Consejo Participatorio y Recalcitrante; el Consejo de señoritas de Ciudad Real; el Consejo Nuclear de Ciudad Real; el Consejo “Por un oído me entra y por el otro me sale”; el Consejo “Por la boca muere el pez”; el Consejo “Predícame Antón que me cago en tu sermón”; y tantos otros que no tienen cabida en estas líneas. Asimismo, la Regidora recordó que las quejas relacionadas con la falta de transparencia son un problema de perspectiva, no una realidad. Efectivamente, la Regidora hizo notar, dejando con ello emocionados a todos los asistentes, que la falta de transparencia se produce cuando no hay nada que ocultar, y como en nuestro Consistorio no hay secretos ni obscuridades, semeja que no hay transparencia. Para ello, la Regidora contó una bonita parábola:

Había una vez un hombre ciego que no podía ver por ninguno de sus dos ojos, y siempre se quejaba a su compañero de camino, que podía ver por ambos, de que éste no hacía las cosas a las claras, que era ladino e impertinente, y que le robaba de la faltriquera las pocas monedas que llevaba, y de su despensa el frugal alimento que lo sustentaba. Cansado de tanto hurto, un día el hombre ciego le dijo a su compañero de camino: ‘como soy ciego te aprovechas de mi desdicha, y me robas día sí y día no, yo te maldigo a ti y a los tuyos hasta la séptima generación, y pido al cielo que eches sapos y culebras por todos tus esfínteres’. A ello, el amigo vidente, le contestó: ‘como no ves, tú crees que te robo, y que hago de mi capa un sayo, pero te equivocas, tu incapacidad para ver lo que es cristalino y transparente me convierte a mí en ladrón, pero no lo soy. Yo sólo robo para mi sustento, y si te robo es porque lo necesito y porque no ves cómo te dejo a dos velas. No me confundas. Toma tus desdichas y apártate de mí. Quien tenga entendimiento, que entienda.”

Y, como nadie en la asamblea entendiérade nada, la Regidora tuvo a bien explicarlo: “El pueblo es el hombre ciego que cree que el Consistorio le roba día y noche, y que le oculta lo que no puede estar más a la luz y a las claras del mundo. Son los malintencionados quienes no viendo tacha ni mácula alguna en la acción u omisión consistorial piensan que debe habella, por aquello de que ‘piensa el ladrón que todos son de su condición’, y al no encontralla vocean: ¡¡transparencia, transparencia!!. El puebo ha de estar tranquilo, porque se le roba con claridad de día, y sin nocturnidad ni ocultación ninguna. A veces la luz prístina nos ciega y vemos obscuridad dónde sólo hay claridad, transparencia y luz“. Tras este cuento y su explicación, un silencio metafísico recorrió la sala y la cerviz de los asistentes, quienes enmudecieron ante esta elocuencia transhumante. Como no hubiérade quien diérade réplica a tan profundo y claro magisterio, la asamblea tuvo que concluirse de forma urgentísima en este punto.

Aunque ninguno de los asistentes vio a la Regidora en este acto, todos han manifestado que su intervención fue la más sensata y constructiva, la más lúcida e iluminadora de la amable velada, y propusieron seguir al dictado todas y cada una de sus propuestas. Finalmente, la Regidora repartió sus bendiciones entre el público asistente y se disculpó una vez más por no haber podido acudir a este estupendo debate que en tantos gestos y propósitos emula el magisterio democrático y participatorio que el Consistorio que ella lidera ha expandido durante los últimos lustros por todo el alfoz ciudadrealengo.


Comments

Nomnre

Email

Sitio gües

Expláyese, joven