Entrega nº 28. “Ahora era algo mucho más consistente…”

mayo 15, 2011 | Deje usted un comentario

Ahora era algo mucho más consistente y denso, como la muerte misma del antecesor directo. Una muerte que más allá del hecho físico de la desaparición del finado, ejerce malévolas influencias en las almas de los pupilos supervivientes. De igual forma que nadie duerme con tranquilidad sobre la cama que ha soportado una extinción cadavérica, nadie quiere ocupar un cargo –con sus posesiones y pertenencias- que ocupara antes otro y que ya desapareció de forma fatal. Esas eran las razones más extendidas y comentadas por la ciudad y sus mentideros. Una terrible resistencia a figurar al frente del cortejo. Que ya no era tanto un cortejo fúnebre como un cortejo electoral. (Continuará).


Comments

Nomnre

Email

Sitio gües

Expláyese, joven