Entrega nº 26. “Nadie movió un dedo, ni levantó la mano.”

mayo 9, 2011 | Deje usted un comentario

Nadie movió un dedo, ni levantó la mano. Nadie quiso dar un paso al frente. Máxime cuando era un frente desconocido. Cosa rara cuando se sabe y se conocen las ambiciones de unos y las pretensiones de otros por sumarse a la ‘Parrilla de Salida’; aunque en público lo desmientan y gusten de hacerse de rogar y hacerse los estrechos. ‘No, no va conmigo’ o ‘Estoy muy cansado de tanto esfuerzo’.

Como si el cargo fuera ya una carga y no una prebenda o una canonjía que se consume y se disfruta. Pero pese a ello, pese al peso de la carga, ni a nada ni a nadie se le suele apartar de su afán por encabezar una candidatura o por formar parte de ella. (Continuará).


Comments

Nomnre

Email

Sitio gües

Expláyese, joven