Entrega 25. “La Parrilla había dejado de ser un lugar de tortura…”

mayo 9, 2011 | Deje usted un comentario

La Parrilla había dejado de ser un lugar de tortura, tormento y sacrificio, para pasar a ser un lugar o un enclave de privilegio y de fortuna. Allí se veían, sobre su rejilla virtual de salida, las huestes más distinguidas y los prohombres más reconocidos. Los hombres y mujeres con mejor ‘look’ social que se transformaba en una suerte de ‘politic-apeal’ en lugar del sostenido ‘sex-apeal’. Los apellidos con más solera y las profesiones con más renombre.

Aquellas listas electorales, asemejaban a los añejos ‘Gothas dorados’ de la antigua aristocracia decimonónica. También algunos observadores, habían oteado ese otero luminoso, como una espléndida terraza  o ‘Penthouse’ dispuesta al sol estival del mediodía infinito. Donde las pieles satinadas de los elegidos duermen y se bronceaban plácidamente, ignorando el trabajo fatigoso de los camareros sudorosos. (Continuará).


Comments

Nomnre

Email

Sitio gües

Expláyese, joven