Entrega nº 12 “Cerca de las dos de la madrugada…”

abril 26, 2011 | 1 comentario

Cerca de las dos de la madrugada del día 22 de diciembre y sentado sobre su escritorio, Cazuela trató de descifrar aquello, dando por hecho que todo lo que había que ordenar estaba allí desordenado y oculto en esas letras y en esas palabras, como si fuera un anagrama misterioso producido por el poeta alejandrino Licofronte, inventor de la fórmula. Pero ¿por qué esconder una confesión en el último momento, bajo la apariencia de un juego de palabras? Comenzó a desbrozar posibilidades con la primera línea, cuando el sueño le atenazaba y aplazó su deriva lógica en una noche líquida .

En esa noche líquida y ya fría, buena parte de los mortales sueñan con juegos numéricos interminables, e igualmente indescifrables. No tanto, tratando de descubrir una verdad oculta, cuanto viéndose beneficiarios de una coincidencia extraña. Se quieren ver en sus sueños portadores de una combinación ordenada de números, igual a otra combinación que será cantada a media mañana por un coro angelical de púberes del Colegio de Huérfanos de San Ildefonso. Unos soñaron con el 1111; otros quisieron atrapar el 5005 en un gesto desesperado; otros más se veían abrazados a un descomunal 12345. Y los más postrados se apalancaron en un lejanísimo 9999. (Continuará).


Comments

1 carta al director hasta ahora

  1. Entrega nº 13. “Si los sueños pudiera oirse…” : MUNDO RANCIO on abril 26, 2011 22:23

    […] <- Anterior *     Siguiente-> […]

Nomnre

Email

Sitio gües

Expláyese, joven