Mrs. Adelaida Bonete Fairbanks

febrero 24, 2011 | 20 comentario

Cuando recién llegado de Ciudad Real a Nueva York aún no había yo parado mientes en las cosas rancias y encantadoras de esta noblísima ciudad, Mrs. Adelaida Bonete Fairbanks me lo espetó, severa, a media taza de té, en su casa de Park Ave.

“¡Es usted un joven muy riquillo, don Federico! Pero, ¡deje usted de dar la murga con Ciudad Real y olvídese de La Mancha por entero! Haga cuenta de que aquí, aunque no envidiamos a las gentes de otras localidades, ni su particular encanto, hacemos lo imposible por parecernos a ellas en todo.”

No hubo reproche en las palabras de Mrs. Bonete Fairbanks, a quien desde mi llegada le había confesado, no sin rubor, la nostalgia que me producía verme lejos de mi familia, apartado de la vida del casino y de la Virgen del Prado. A ella hube de encomendarme en la sala VIP del Aeródromo tras leer que el diario Le Monde había calificado su construcción, en la que todos los ciudarreleaños pusimos ilusionado empeño, “de una triste desviación de las finanzas públicas”. Me quedé en silencio ante la señora Bonete Fairbanks y me acordé de cómo durante el vuelo Ciudad Real-Boston llegué a sentir que mi padre, obrando de buena fe, se equivocó enviándome a Nueva York. Sin duda merecía yo esa prebenda y la paga mensual por ser hijo de quien soy y tener treinta y seis años y necesitar aún del ocio y del esparcimiento que el médico me recomendó cuando niño, pero no hubiera debido consentirme viajar a ningún destino al que no se pudiese volar directamente desde mi campo manchego. Y que se giben los gabachos.

Pensé, mientras veía nevar por una ventana, en el propósito de mi viaje (que era ninguno) y pensé en mi madre, que había conoció a una pariente de Adelaida durante un viaje de tres autobuses a Benidorm de la concejalía de Igualdad del Excmo. Ayto. de Ciudad Real que lo pasaron de pecado mortal. ¿Qué escondería la señora Bonete Fairbanks? ¿Acaso era ella el propósito, sobrevenido, de este viaje? Yo sabía que era descediente de manchegos, y de vez en cuando me había soltado un “¡Es usted un chola, don Federico!”, o hablando de alguna vecina, un “¡Graaaaa-la-ton-ta-del-cir-co-qué-va-lor-tie-ne!” Pero aún no tenía ni idea de cuán manchega, en realidad, podía ser esta mujer, ni esta ciudad.

-¡Qué joven tan estupenda es usted, Adelaida! – Fingí que su petición de que me olvidara yo de La Mancha me había parecido razonable. Tenía, por qué no decirlo, muchas ganas de regresar a mis mañanas de humo de puro y carajillos en el Casino, pero entonces, como leyéndome el pensamiento, ella se levantó de la mesa-camilla, me miró fijamente y exclamó, con límpido acento:

-¡Graaa-aaa-cias-a-dios! ¡Qué a-bun-dan-tí-ssi-mo-y-qué-ba-cín-es-us-ted-hi-jo-mío! ¡Le mostraré de qué modo Ciudad Real está presente en Nueva York! ¡Y cómo no ha de estarlo, si aquí lo más rancio es siempre lo más comentado y entre lo rancio hacen furor los ejemplos de su querida tierra! ¡Le hago promesa de que no pararé hasta que me dé usted la razón!

Eso me prometió Mrs. Adelaida Bonete Fairbanks, viuda del Marqués de Vinogaseossa, a quien Dios tenga en su gloria, y lo primero que hizo fue sacarme el álbum familiar de fotografías para que viera de inmediato que los neoyorquinos imitan, en fondo y forma, las modas de las que es cuna ilustre la provincia entera de Ciudad Real. Me habló, por ejemplo, de la Virgen del Carmen y de cómo las niñas aquí aspiran todas a tener nueve o diez años para poder salir en la procesión, que es de lo más celebrado, y de las riñas que acaecen por ver quién le clava más billetes en el manto. De la sorpresa, me atraganté con el té y se me escapó, como guiado por el instinto:

-¡Cásese conmigo, Adelaida!

En la imagen superior, procesión de la Hermandad de la Virgen del Carmen, con la madre de Adelaida, la Sra. María del Prado Bonete, en Nueva York, NY y Adelaida Bonete Fairbanks, montada en carrroza.

***************

En la imagen inferior, procesión de la Virgen del Carmen en Fuencaliente, Ciudad Real,    a la que asistió el primo de Adelaida, D. Hermógenes Arreaza, ataviado con unos modernos lentes para protegerse de la radiación ultravioleta.


Comments

20 cartas al director hasta ahora

  1. El Pozo y El Numa on febrero 25, 2011 10:22

    ¡Una habitación con vistas, don Lino!, ¡me ha dado usted una habitación con vistas al Hudson y al skyline manhatiano! No está mal la pieza, asentada sobre la firmeza de la biblioteca de rancia ortodoxia y oteando todo el horizonte de la ciudad de los rascacielos (bueno eso era antes de la expansión edilicia oriental y arabizante de tanta edificación vertical) que parece querer relatarnos don Federico Boñar.
    Una suerte de ‘playhouse’ en las alturas donde no llega el tráfago del incesante tráfico que va de Times Square a la calle 47. Aunque ese silencio real y metálico quede turbado por las psicofonías que percibo en forma de insultos de la banda local y abismal. De tal suerte que he decidido invitar a este ‘playhouse’ virtual a Iker Jiménez, para que compruebe en qué Milenio estamos: ¿en el Cuarto? o ¿en el piso 33?, donde Numa con prismáticos militares, trata de descubrir los restos crepusculares que dejara King Kong en las cimas del Chrysler Building.
    Unos llaman a otros cobardes, en la sede parlamentaria de San Gil por los problemas de las aguas medicinales que quieren embotellar en Portman-Murcia; otros llaman a los anteriores mentirosos por los dólares perdidos del Fondo de Cooperación Pueblerina, en la Tarta Consistorial. Y así nos va entre dimes y diretes. ¿Pero cómo es posible que llegue hasta aquí, hasta las alturas del ático virtual cedido y hasta la lejanía americana, toda la gresca local y toda la metralla regional (que no Regionata y ya me explicaré un día de estos)?
    Percibo la afabilidad de su esmerada Redacción en darme un asiento digno y corresponsalía, pero lamento que recién instalado en el ‘playhouse’ de marras, lo que reciban mis oídos sea un diálogo (¿…?) de patio de vecindad, que ni Monipodio podría haber superado. Pues eso, nosotros a Manhattan y ellos a la playa del Vicario.

  2. El Pozo y El Numa on febrero 25, 2011 10:28

    Nuetras vistas siderales y neoyorquinas no nos permiten olvidar el ritmo del folletón, que se va asemejando a un bolero enorme y sin ruedas. Saludos a toda la afición.
    ***
    Con la tarde del 21 de diciembre en huida y a la espera de las noticias del forense, Cazuela decidió llamar a Gonzalo Manuel Menor, primer Teniente de Alcalde y aparente colaborador directo de Gal, que permanecía en el Consistorio como Alcalde accidental a la espera de noticias o de acontecimientos, sin saber muy bien porqué permanecía el sólo, mientras los demás compañeros de partido y de Corporación salían y entraban pretextando cualquier minucia o cualquier estratagema. Pudo saber a través de esa conversación, que Gal había mostrado ante la dirección de CSP su preocupación porque en las elecciones del año próximo no parecían contar con él. La respuesta de Camionero y de Flor Romana –que jugaba a dos barajas, una en el Ayuntamiento con Gal Esquinas y otra en la sede del CSP con Camionero y con Román Toledo– a las interrogantes de Gal Esquinas, quedaron envueltas en la niebla brumosa de las encuestas disponibles, y que marcaban una caída en la popularidad de Gal en los últimos meses. Este hecho y no otro –al margen de algunos asuntos menores que siempre recorren la sombra de los partidos políticos– estaban haciendo que la dirección del CSP valorase un cambio de cartel en las próximas elecciones; máxime cuando el partido de la oposición el Partido Socialista Progresista había decidido presentar a uno de sus más destacados militantes, Antero Casado para tratar de conquistar la Alcaldía de Ciudad Real, que detentaba el CSP desde 1995.
    Este hecho, el posible desplazamiento de Gal Esquinas de la Alcaldía, unido a la ya proverbial melancolía que puebla a los corregidores a los noventa días de sentarse bajo el escudo armero de Alfonso X, ¿podían haber motivado tardíamente una depresión de Gal Esquinas, con resultados fatales?, o ¿había otros móviles ocultos en ese juego precintado de los movimientos políticos? No consideró relevante Cazuela la información proporcionada por Gonzalo Manuel Menor; no al menos para concluir algo más de lo que había barruntado desde que sorbió el último trago del café de la comida. Colgó el teléfono y agradeció a Gonzalo Manuel Menor su interés en aclarar todo lo posible la muerte del Alcalde, mientras las luces del exterior amenizaban un lejano telón azul marino. Cuando colgó el teléfono, la puerta se abrió y dejó entrever a su secretaria María Costi, quien le informó de llamada del forense Esteban del Hierro, mientras departía con el Alcalde accidental.(continuará).

  3. El Pozo y El Numa on febrero 25, 2011 19:18

    Salíamos apenas del refectorio experimental carrionero, y ya las balas verbales silbaban como una balacera cierta, entre el Palacio de la calle Toledo y la Casa Consistorial de Plaza Mayor.
    O quizás, fuera mejor decir entre Plaza de Cervantes y Plaza de Cervantes. Aunque tal proximidad de las sedes conservadoras y progresistas enfrascadas en la balacera, pudieran llevar a pensar en caídos, víctimas del fuego amigo. También en eso que llaman daños colaterales. Pero colateral ¿de quien? Porque ¿quién tiene licencia de armas? Y ¿Quién dispara para luego apuntar y preguntar? Y ¿quién tiene a lo 007 ‘licencia para matar’?
    Pero los viandantes neutrales, ¿a quien nos debemos encomendar? Si aún el Carnaval duerme el sueño de los cajones naftalinados, esperen a la proximidad del evento para descubrir el fuego verdadero. Miedo nos da.

  4. Anónimo on febrero 27, 2011 12:13

    Como anticipo de nuevos desmentidos, don Diego dice que no dijo lo que dicen que dijo, y por ello se desdice o se contradice. Y además, donde dijo digo, dice diego. De tal suerte que las política porovincial más parece un juego de ludolingüístas y de rifirafes polisémicos. ¡Vivir para oir! Aunque ocurra que el ruido no deje ver el bosque.

  5. El Pozo y El Numa on febrero 28, 2011 15:09

    —“Que le llame, sea la hora que sea; es lo que me ha dicho”, afirmó la secretaria judicial.
    Del Hierro, que aguardaba la llamada de Cazuela, le dejó paralizado con su información. Aludió al shock tóxico, que apunta a un posible envenenamiento, pero no determina unilateralmente, un homicidio.
    — “¿Un envenenamiento consentido y consciente?; me parece un disparate”, adujo Cazuela.
    – “Ya, replicó Del Hierro, pero la técnica forense no está llena de verdades universales; y lo que hay en la analítica es lo único que te puedo informar legalmente. Nada más. No se puede aseverar nada, sólo la presencia de restos tóxicos en el hígado y en la mucosa gástrica. Hay veces que tales restos están motivados y producidos por una reacción de jugos gástricos con la ingesta de marisco tratado con sales de bromo; en otras puede ser un exceso de alcohol que provoca un shock raro pero no inusual. Y ya sabes el problema de esta gente con tantas cenas y comidas navideñas, con tantos actos y celebraciones comen cualquier cosa, beben en demasía y tienen reacciones imprevisibles”.
    “Esperaremos también, una determinación sobre los posibles fallos coronarios, que hasta mañana no te podré suministrar con detalle. Esto es sólo un anticipo. Nada más querido Pedro. Lo siento, pero tendrás que mantener el sumario abierto, por lo menos hasta mañana. Y será ya la investigación judicial la que determine, a la vista de otras pruebas, el alcance del caso”. (Continuará).

  6. El Pozo y El Numa on marzo 1, 2011 13:43

    ‘Cordón sanitario contra el emponzoñamiento político’ nos advierten hoy los titulares de Miciudadreal.es; para dar cuenta de cuantos malos modos revisten lo que debería ser, pura y lisamente, comunicación política. Y en lugar de ello, en lugar de propuestas y alternativas, de programas y de proyectos, asistimos atónitos al forcejeo de unos contra otros, de palos bajo las ruedas. Percibimos la baraúnda bajo la rúbrica del ‘y tu más’, pero también eso de ‘en tu casa, pero no en la mía’. De tal suerte que lo que debería ser comunicación de ideas y pedagogía de la acción pública, se convierte en chalaneo, en vituperio y en bronca abrupta. Se convierte el debate necesario en discusiones de arrabal y en guirigayes corraleros.
    Y ¿quieren que los creamos capaces? con ese tono y con ese nivel. De ello nace la desafección hacia los partidos y hacia sus dirigentes, capaces para discursos en el valleinclaniano ‘Callejón del gato’, pero poco más que eso que producir esperpentos.
    Más que cordón sanitario, ‘cinturón de castidad’ para que estos obsesos del vendaval no desfloren a criaturas ingenuas. Más que cordón sanitario condón de castigo, aunque sea en la boca. Para que callen por ‘do más pecado había’.

  7. El Pozo y El Numa on marzo 1, 2011 14:07

    3. Verbalia.

    Aquella noche Pedro Cazuela en su casa, no dejó de sopesar y analizar todo lo desplegado y ocurrido desde que a las 11 horas y 10 minutos María le indicó la llamada de Manzano Porras y el descubrimiento de lo que parecía ser el cadáver del Alcalde tumbado sobre la la moqueta mostaza, hilvanada con el escudo de la ciudad, y muy cerca del escritorio. La historia del tarjetón y el texto subyacente, se le enredaba en las cuestas frías de la noche con el libro que había leído –bueno, mejor picoteado y degustado– ese verano en la playa almeriense de Quitapellejos.
    Justo en proximidad del lugar donde cayeron, el 17 de enero de 1966, las bombas americanas que esparcieron plutonio por los predios y fincas de Palomares. Recordó, un Cazuela fatigado por los visos del sueño agazapando la penumbra, esa lectura rara de un verano aún más raro, en el que rememoró los acontecimientos que se ocultan en el lenguaje. Igualmente recordó haber rememorado días más tarde, la foto triunfal de los bañistas en Meyba gigante y en unas aguas aún frías para el baño: Fraga, Carlos Sentís, Carlos Mendo y el embajador de los Estados Unidos, mister Angier Biddle Duke.
    Pero ¿qué tenía que ver la foto de Palomares del grupo de bañistas festejantes, con la muerte de Gal Esquinas? Más allá del detalle menor, de que Fraga había sido el fundador del partido en el que Gal acabaría afiliándose, no había relación alguna. Pese a ello y pese a los deseos de Cazuela por desterrar esas asociaciones de pensamientos encadenados y zigzagueantes, no pudo, o algo en él se resistía a dejar las comparaciones del lenguaje con otros acontecimientos. Una bomba (o mejor tres que fueron las que cayeron realmente en las tierras almerienses) que mata sin matar y pospone su fatal vaticinio, se asemeja grandemente a una muerte imprevista que se reviste de lo que no es, o al menos no lo parece. Un asunto de Estado que se trata de ocultar y minimizar a la población y mucho más a la más próxima; como se haría con un magnicidio local, espantando raras conjeturas y cavilaciones sospechosas.
    Se movió como un resorte mecánico, o como si algún fogonazo misterioso se hubiera abierto en la oscura conciencia de la noche y de sus asociaciones encadenadas y quiso retroceder a la lectura de la playa de Quitapellejos. Se dirigió al estudio y recuperó, tras algunas vacilaciones, el libro de Marius Serra “Verbalia”. (Continuará).

  8. El Pozo y El Numa on marzo 2, 2011 9:56

    Serra aparece como autor –el se define como ludolingüista y como enigmista, y creo que empezó haciendo los crucigramas del periódico barcelonés “La Vanguardia”– de un resumen pletórico de todas las figuras que se agrupan y se esconden en los artificios lingüísticos y en los juegos del lenguaje. Allí campean desde el palíndromo, a la charada, desde el oxymoron al acróstico, desde el rebour al calambur; figuras todas donde, no solo se muestra la habilidad de su artífice, sino la capacidad de las palabras para esconder un mensaje. Incluso Serra se detenía en ese cartel del grupo francés “Galaxie Combinatoire”, que decía con energía. “No lea sin mirar en las dos direcciones. Un texto puede esconder otro”. Al igual que Raymond Roussel hiciera en el texto ‘Cómo escribí algunos textos míos’, donde indaga en las matrices generativas de las palabras y en sus sentidos ocultos. Y así tras la denominación de su obra ‘Locus Solus’, recorría otras tantas posibilidades: Socul Losus, Colus Solus, Colus Sosul o Lolus Colus.

    Y esta era, por ahora la idea de Cazuela; aunque Gal Esquinas no fuera muy hábil con las palabras y mucho menos con su capacidad generadora de sentidos subyacentes. En aquellas dos líneas, Gal Esquinas ¿habría dado las pistas sobre su extinción? o ¿habría indicado las razones de su desplazamiento de la primera linea política?
    De sobra sabía Cazuela –así se lo habían referido en algunas ocasiones, observadores penetrantes– que en algunos despachos de políticos, utilizaban una técnica parecida para redactar algunos textos, discursos y proclamas. Se producía una primera redacción, con palabras normales y aún ordinarias; que luego era peinadas con el cepillo del diccionario de sinónimos y antónimos y más tarde se producía una posterior estilización que podía progresar en función de la potencia de los significados otorgados por el diccionario. (Continuará).

  9. El Pozo y El Numa on marzo 2, 2011 10:24

    Cada vez más nuestra historia local y sus Grandes Proyectos de Futuro, se parece más y más al cuento de la lechera.
    “Esta leche vendida,
    en limpio me dará tanto dinero,
    y con esta partida
    un canasto de huevos comprar quiero,
    para sacar cien pollos, que al estío
    me rodeen cantando el pío, Pío”.
    Aunque visto lo visto, más que el cuento de la lechera parece que lo que tenemos encima es la historia de Pedro y el lobo. El lobo de la crisis da unas dentelladas de miedo. Y ¿ahora quién va enfrentarse al temible depredador?
    Tanto vender grandes proyectos, de los que se dudó en alguna ocasión y ahora esos grandes proyectos, son polvo, humo y viento; son pasto de la voracidad del lobo. Se podrá argüir que los negocios tienen estos inconvenientes: se apuesta por algo que termina por no salir y se cierran y terminan las enormes aventuras, con números rojos que no se saben donde se anotan. Y el Mercado es el Mercado; libre de decidir por qué apuesta y qué impulsa. Y libre para buscar el negocio donde bullen las monedas.
    Pero junto a ello, no debe de olvidarse la enorme instrumentalización política efectuada en esos Grandes Proyectos de Futuro, que traspasaron las fronteras locales y quisieron ser vistos como cohesionadores de la provincia y de la Región y así fueron predicados. Más aún, fueron vendidos como éxitos propios por parte de los rectores locales y regionales. Más aún se contó con una estrecha colaboración de los promotores con las administraciones. Se bendijeron esos Grandes Proyectos de Futuro como un rédito político incuestionable. Se otorgaron apoyos administrativos con modificaciones normativas (LOTAU regional, se declararon Proyectos de Singular Interés) o con incorporación factual (desde el lejano PAU de la época de Lorenzo Selas, a su incorporación como estrategia territorial del POM de la Corporación actual. Se eludió la considerable carga especulativa que comportaban en su seno, para ver sólo el Pórtico de la Gloria.
    Y ahora, ¿qué dirán los voceros de antaño?, ¿reconocerán sus errores?, ¿entonarán el mea culpa? Por que se y me consta que en los momentos álgidos de esta historia, esos voceros, compartieron mesa y mantel, avión y destino de lujo con los intrépidos promotores. Compartieron destinos brasileños, kuwaitíes y americanos y otorgaron bendiciones y complacencias a esa forma de furor inmobiliario llamado Progreso y apellidado Grandes Proyectos de Futuro.

  10. El Pozo y El Numa on marzo 3, 2011 14:06

    Ese texto peinado y cepillado, y más tarde cernido, era posteriormente retocado por algún colaborador, mediante la laca de una revisión sintáctica y quedaba listo para su uso y para que algunos botarates quedaran sorprendidos por algunos neologismos, arcaísmos y hasta cultismos de última hora que utilizaban nuestros regidores. Esta técnica híbrida y esnob, había llegado a adquirir carta de naturaleza; por lo que es fácil suponer que Gal Esquinas –sin ser usuario directo– la conocía y podía haber realizado algunos pinitos por su cuenta en algún pequeño acto de partido o en alguna inauguración menor. Esta técnica híbrida, esnob, y cercana al anacoluto y al hipérbaton, se estaba abriendo paso en el mundo de sus conmilitones políticos de forma exitosa y muy acusada. De tal suerte que los miembros de su grupo o de su clase, usaban un verbo emperifollado y vano, para decir vaguedades o para afirmar evidencias. Tratando de ocultar tanto la elementalidad de sus pensamientos como las limitaciones de sus trayectorías. Apostados en el atril del mitin o del acto inaugural, magnificados por la megafonía y por el efecto balsámico de los focos, adulados por la corte de seguidores beatíficos, veían crecer en su interior la necesidad de transmitir ideas importantes envueltas en palabras imponentes. Y para ello recurrían tanto a diccionarios de sinónimos y antónimos, como a textos tan rocambolescos como el de Jhon Fisher Goodman ‘Resuma el mundo en una hora’ que trazaba con técnicas de oratoria mercantil la manera de engatusar a un auditorio dispuesto a comulgar con simplificaciones revestidas de oropel brillante. (Continuará).

  11. El Pozo y El Numa on marzo 3, 2011 15:13

    No se si como un anticipo de lo que viene empujando, he visto algunos disfraces señeros. Y así he visto a don Javier Ruipérez, ex cabeza de lista en esta circunscripción provincial por parte del PP, y ex embajador de España en Estados Unidos, vestido a la manera de Indiana Jones. Incluso decir, que le ven parecido y semejanza con Harrison Ford. ¡Cualquier cosa y con látigo!
    También he visto por un ‘trompe d´oeil’ memorable, que la foto faraónica del candidato ‘Pepe Valverde’ (no se por qué Pepe y no José; tampoco se porqué se omiten las siglas del partido que le presenta) aparece tutelada por una cartelería de la esteticista ‘Geli d` Mora’. (Sí con genitivo sajón, aunque Geli pueda ser ciudadana provincial). Por ello, los más suspicaces dudan de la eficacia de esa superposición. ¿Es Geli el remedio que propone Valverde para meter en cintura los kilos de más? o ¿es Valverde un reclamo para las sesiones de Geli?

  12. El Pozo y El Numa on marzo 4, 2011 12:30

    Razones todas ellas, que explicarían el texto hermético de Gal Esquinas, no tanto como un anagrama, sino como una forma pleonásmica de decir lo que podría haber sido dicho con brevedad y entendimiento. Se había hecho famosa, durante algún tiempo en la ciudad y en sus mentideros, aquella intervención estruendosa de José María Salamanca, que trazó, en un acto multitudinario, un inicio de faena oratoria inmarcesible y a punto de cortar orejas. Llegando a expresar, ante el atento auditorio y sin mover un músculo de su facialidad gélida: “Colijo que los prenotandos que voy a enunciar”, que produjeron un memorable alboroto y un largo recordatorio. Y por todo ello, por esa entrada a compás y a verbo indirecto, como si de una recepción a porta gayola se tratara, fue recordado Salamanca, más que por sus otros méritos políticos. Y por ello, fue durante algún tiempo denominado amistosamente como el “Colijo” por sus compañeros y adversarios.

    Igual que se comentó con picante, ironía y alguna acidez, otra manifestación mitinesca, no menos memorable, de otro ilustre político local, Nicolás de la Raya. Cuando queriendo citar a Ortega y Gasset, confundió el álgebra con la trigonometría y produjo algún extravío somnoliento y estruendoso: “Ortega dijó todo eso… que les he narrado y que más tarde Gasset también confirmó…”. Desdoblando en dos lo que sólo fue uno. Como tantas otras veces y como tantas otras cosas. (Continuará).

  13. El Pozo y El Numa on marzo 4, 2011 13:50

    Cada cual es muy libre de hacer lo que le parezca. O sea, José Javier Hombrados portero de balonmano del Renovalia-Ciudad Real y de la Selección Española puede aparecer en la lista electoral que más le satisfaga. No es el primero (ya han comparecido antes otros muchos destacados deportistas en muy diversas concurrencias electorales: taekwondistas, baloncestistas, corredores de fondo y ciclistas) ni será el último. Aunque de hecho sí es el último.
    Ocupa el decimo primer lugar en la papeleta, en un puesto de ‘acompañamiento’, de ‘ornamentación’. O si se quiere en un enclave reservado para verificar ‘el efecto escoba’: sumar los votos indecisos a través de la imagen y el arrastre de una figura popular y conocida. Están en su derecho. Ya lo han hecho otras veces pensando en el tirón de ciertas imágenes. De aquí las misteriosas campañas de firmas y los manifiestos de apoyo. Incluso las adhesiones inquebrantables. No por ello ‘J.J. Hombrados bajo los palos de la candidatura regional del PSOE’, como cita este diario digital’. Más bien sería: “J.J. Hombrados bajo palio electoral”. Aunque nunca se sepa quien cubre a quién.
    Otra cosa será la sensación del marketing creciente con que se desenvuelven las lizas electorales. No sólo cartelería a la baja, mítines mediáticos pero escasos de público, cuñas publicitarias, oficinas del candidato y campañas de imagen muy costeadas. Cada vez menos ideas, cada vez menos proyectos. Todo marketing. Como debe de ser.

  14. El Pozo y El Numa on marzo 7, 2011 9:53

    No era raro, por ello, que Gal inmerso en esa onda estilística y retórica del lenguaje político, hubiera expresado algo diferente y oculto a lo escrito bajo la forma CIUDAD REAL SOLO ES/QUE SOLO ES REAL EN LA CIUDAD. Pero había un inconveniente señalado, y es que la frase en sí no aparentaba ninguna musculatura especial. Ningún asimbro ni ningun desplazamiento de sentido señalado. Quizás aquello podría haber sido un punto de partida para enunciar otra cosa como : “La Urbe alfonsina única/ no es apariencia en la civitas” o incluso, “El Pozuelo Seco abandonado/sólo será ciudad con don Alfonso”.

    Quedaba claro para Cazuela, que ese era un camino cerrado, por no comenzado. Y entonces se aferró a la posibilidad que brindaba Marius Serra con el anagrama. Que definía como la palabra o frase formada por la transposición de las letras de otra palabra o frase. El problema entonces era doble: en primer lugar descubrir la clave que encerraba ese texto; y en segundo lugar, saber porqué Gal Esquinas había acabado ocultando su decisión de terminar con su vida. Cazuela olvidó casi toda la lógica que debe presidir una investigación y todos los sentidos que deben aflorar en una instrucción sumarial, para encerrarse en un extraño juego de acertijos y adivinanzas. No era un juez en aquella madrugada, más bién parecía un ladrón de palabras y de sentidos. (Continuará).

  15. Don Lino on marzo 7, 2011 14:15

    Sres del Pozo y del Numa, su colaboración en este medio excede ya lo tolerable.

    No es ésta la forma en la que MUNDO RANCIO puede admitir la colaboración de sus buenos y rancios lectores.

    Le conmino, a partir de ahora, a que envíe sus colaboraciones, y opiniones a nuestro correo teletipos@mundorancio.com para que la Redacción estime oportunamente cuál debe ser su destino.

    Por lo demás, le agradeceríamos que sus comentarios vayan dirigidos al tema referido en el artículo comentado. En este caso a las andanzas de Doña Adelaida Bonete.

    Cualquier texto ajeno a lo que aquí se le recomienda será eliminado.

    Atentamente
    Don Lino
    Redactor jefe

  16. El Pozo y El Numa on marzo 7, 2011 14:41

    Sospechamos que entre los post de Don Lino del 22 de febrero (La extensión y calidad de sus textos agudos y cristalinos justificarían la habilitación de una sección para ustedes solos, como digno receptáculo de su talento. Piénsenlo.) y el 24 del mismo mes (Sres. Pozo y Numa, en la parte izquierda de la página principal de MUNDO RANCIO, entre las secciones “Un rancio en Nueva York” y “Biblioteca de pensamiento rancio”, podrán ver la etiqueta “El pozo y el numa” donde se recogen los frutos de su ingenio.
    Si les satisface este procedimiento, diferencien bien, a partir de ahora, lo que es comentario de lo que es relato. Si no les satisface, procedan como más les plazca) y el de esta mañana (Sres del Pozo y del Numa, su colaboración en este medio excede ya lo tolerable. No es ésta la forma en la que MUNDO RANCIO puede admitir la colaboración de sus buenos y rancios lectores. Le conmino, a partir de ahora, a que envíe sus colaboraciones, y opiniones a nuestro correo teletipos@mundorancio.com para que la Redacción estime oportunamente cuál debe ser su destino. Por lo demás, le agradeceríamos que sus comentarios vayan dirigidos al tema referido en el artículo comentado. En este caso a las andanzas de Doña Adelaida Bonete. Cualquier texto ajeno a lo que aquí se le recomienda será eliminado) hay dos concepciones contrapuestas y muy diferenciadas.
    Visibles incluso en ese lenguaje intimidatorio del ‘excede lo tolerable’, ‘le conmino’, ‘cual debe ser su destino’ o ‘será eliminado’.
    Vivir para ver. Con esta nota nos despedimos amablemente de este breve periplo por la ranciedumbre recalcitrante y grumosa, que a todas partes llega.
    Como a todo cerdo le llega su San Martín. Sentimos no reflejar el final del folletón municipal ‘Jeroglífico’.

  17. Herederos de Bonete y Roquete on marzo 7, 2011 18:34

    Prefiero las historias de Gal Esquinas que las irrisorias aventuras de dona Adelaida. No es justo, don Lino, que nos prive del final de ese folletón, por un quítame esas pajas con los señores El Pozo y El Numa.

  18. Don Lino on marzo 7, 2011 20:29

    Señores, aquí se priva de lo que más convenga. Esto es MUNDO RANCIO, es decir, el ejemplo representativo del periodismo local que se mueve, cómo no, por el interese y la conveniencia del señor al que sirven. Pues un tanto de lo mismo ocurre aquí, así que no se incomoden tanto.

    Es ya estandarte de este medio su absoluta contradicción, sin embarbo, no así en este caso, aunque ustedes, Srs. Pozo y Numa pretendan ver “concepciones contrapuestas y muy diferenciadas”. Como le digo, no es así en este caso, aunque tal proceder es habitual en nuestro medio, guiado en todo momento por la conveniencia y el interés.

    No obstante nadie ha privado ni prohibido que los Sres. Pozo y Neuma sigan aportando sus exquisitos relatos. Más bien se pretende ordenar sus colaboraciones para no confundir a nuestros lectores. Con tal fin animamos a estos distinguidos señores que hicieran sus aportaciones a través de los teletipos, para luego redireccionarlos a la sección que se habilitó para ellos. Hacerlo de otro modo es incrementar el trabajo de esta redacción, que debe leer los comentarios, discernir cuáles lo son y cuáles son relato, seleccionar estos últimos, determinar qué parte precede y antecede a la otra, y reubicarlos en la sección apropiada.
    Es sólo un llamamiento a la claridad y economía de esfuerzos.

    Cada cosa a su sitio, el comentario en su lugar, y la creación literaria en el suyo. Aquí paz y después gloria.

    Don Lino.
    Redactor de dirección.

  19. El párroco arrepentido on marzo 8, 2011 12:57

    Encíclica pastoral y ruego dominical:
    “Aquí se priva de lo que más convenga”, Amén.
    “Por el interés y la conveniencia del señor al que sirven”, Ave María Purísima.
    “Estandarte de este medio [es] su absoluta contradicción”, Loado sea el Santísimo.
    “Guiado en todo momento por la conveniencia y el interés”, Ora pro nobis.
    “Para no confundir a nuestros lectores”, Tantum ergo sacramentum.
    “Cada cosa a su sitio, el comentario en su lugar, y la creación literaria en el suyo. Aquí paz y después gloria”. Pange lingua gloriosi.

  20. Don Fernando el Caquice Inveterado on marzo 8, 2011 14:30

    Dijo don Fernando el Cacique Inveterado: “Señores, aquí se priva de lo que más convenga. Y ya está”.
    -“Eso, eso don Fernando. Aquí se priva, con dos cojones y un palo. Dos cojones para rodar por la era y un palo para brear estopa en las posaderas”.
    -“No me sea guasón don Hermógenes. Que esto va en serio y no ha lugar el dicho rectificarlo”.
    -“Si, si guasón y todo. Pero una cosa es privar y otra diferente es la ‘privá’ que nos entumece los adentros. Y así nos luce el pelo. Por cierto don Fernando, este movimiento autoritario y firme en el gesto enérgico, dicen los malhablados que lo ha hecho usted por proteger al Nominado Innominado. ¿Será cierto?”.
    -“Mis preferencias no se las voy a contar amigo mío. Pero piense usted, piense y llegará a la calle de la Mata esquina con Alcántara”.

Nomnre

Email

Sitio gües

Expláyese, joven