Giga Real, un nuevo conglomerado metropolitano para la provincia.

febrero 3, 2011 | 3 comentario

Se trata de una mega urbe con capacidad para más de 50 millones de habitantes.

El funcionario público D. Sebastián Riquelme Montañés ha realizado una propuesta al gobierno provincial que, de llevarse a efecto, podría solventar los problemas económicos y sociales que sufre nuestra tierra a consecuencia de la grave crisis provocada por el Gobierno Liberal.

En efecto, en la mañana del lunes 31 de Enero, Don Sebastián se encontraba en su gabinete realizando unas figuras de papiroflexia hasta que llegara la hora del almuerzo cuando entre las páginas dobladas de un diario nacional leyó una noticia que cambiaría su vida para siempre. Según declara Don Sebastián: “yo me paso las mañanas enteras en mi despacho  mareando la perdiz y esperando que llegue la hora del almuerzo para hacer algo. Esta mañana cuando estaba haciendo sitio en mi mesa para poner la bandeja, retiré unos periódicos y en uno extranjero leí que la nación china estaba a punto de construir, mediante fusión geográfica, la ciudad más grande del mundo, con la intención de unificar servicios y prestaciones sociales. Yo pensé de inmediato que algo así sería posible en nuestra provincia y, ni corto ni perezoso, empecé a hacer garabatos en un pliego de papel. Al cabo de un rato, había diseñado una obra de ingeniería urbana llamada a resolver todos los problemas que nos atenazan.

Don Sebastián Riquelme Montañés es un funcionario público de 58 años que heredó el puesto de su padre hace algunos lustros. Su función administrativa no está muy clara y sólo existe constancia de que deambula por los pasillos del edificio público hasta que llegan las horas críticas: almuerzo y salida. Debido a que padece un grado de invalidez del 3% está exento de la mayor parte de sus funciones ya que padece abléfaron, lo que le obliga a mirar de soslayo a los ciudadanos que se lo encuentran, de tarde en tarde, por las galerías del edificio gubernativo. Parece que con este acontecimiento llega la hora de Don Sebastián y que merced a ello podría recibir el retiro anticipado, conservando el 178% de su sueldo bruto, más un 15% de emolumentos por la ortopedia abléfara, ya que carece de párpados.

El meollo del ingenio puede verse en las imágenes inferiores. En primer lugar se observa el fortuito hallazgo de Don Sebastián, en un medio de comunicación regional. Fue esta noticia la que le inspiró el diseño que aparece en la segunda imagen.

En la imagen superior, plan de crecimiento urbano en China, según un diario local

En la imagen superior, aspecto de la proyectada Giga Real y su cinturón metropolitano.

Efectivamente, nadie había caido en la posibilidad de medir la población de la capital y de los pueblos circunvecinos en millones. Al hacerlo se cobra una dimensión muy diferente a la habitual que exige, por tanto, una natural e inmediata reacción política.  En este sentido el acuerdo de los partidos provinciales es absoluto. Así, el presidente del partido provincial ha declarado “Cuantos más seamos, a más tocaremos. Nunca habíamos considerado que Ciudad Real tuviera 0,072 millones de habitantes o que, la hasta ahora humilde, Picón se aproxima peligrosamente a los 0,0007 millones de habitantes, cuando allí pensábamos que habría no más de 600 personas. Este redimensionamiento urbano nos sitúa en otra escala y por tanto deben invocarse nuevas acciones públicas, nuevas responsabilidades políticas, y más recursos económicos. Nuestro partido está dispuesto a dialogar con quien sea para sacar tajada de todo esto”. En el mismo sentido, el partido ultraprovincial ha manifestado que “Si hasta ahora nos correspondían 6 escaños en el Consistorio de Villar del Pozo, ahora nos corresponderían 0,0000008 millones de escaños, lo que exige un llamamiento a nuestras filas para que se apresten a subirse al carro de la política local“.

Parece ser que la nueva mega urbe pasará a denominarse Giga Real y tendrá por patrona a la Virgen del Megaprado. Además parece ser que el actual aeródromo deberá ser ampliado para atender a una población que se cuantifica ahora por millones. En este sentido, está previsto que Giga Real alcance los 50 millones de habitantes el 23 de septiembre de este año. En fin, “un pies para qué os quiero”. El hallazgo de Don Sebastián no ha sido pequeño y se espera en breve que sea elevado a la categoría de prejubilado con hiperpensión y que su puesto sea ocupado por su abúlico vástago Don Sebastián Riquelme Contreras quien, probablemente, por llevarle la contra a su augusto padre dirá que todo esto es una pérdida de tiempo y propondrá alguna otra coseja mientras almuerza en su despacho.


Comments

3 cartas al director hasta ahora

  1. El Pozo y El Numa on febrero 4, 2011 10:54

    La Visión afortunada de don Sebastián Riquelme Montañés, sobre el futuro vecinal que nos aguarda, merced a esos importantes hallazgos matinales de importación china, no debe hacernos olvidar que tal ‘Santo Advenimiento Urbano’, coincide con la presentación en los Ecos de Sociedad y en la Agrupación de Propietarios y Rentistas, de la ‘Carta de Crecimiento Geoespacial’, que se camufla bajos las siglas militares del POM.
    Un Plan de Ordenación Municipal o POM, que el docto profesor de Ciencias Geoespaciales don Filiberto Capa de Pom, ha denominado sin sonrojo como un documento que esquiva la verdad y oculta las necesidades, a costa de inflar la población hasta límites insostenibles. Contabilizando con encomio y filigrana censal a todos los parroquianos disponibles. Incluso a algunos emigrados, ausentes, incapacitados y hasta a algunos fallecidos sin registrar en las Oficinas Judiciales. Por ello, los violinistas del Ateneo Libertario han denominado al caricaturizado POM como ‘Plan de Ordenación para la Muerte’. Bien distinta ha sido la posición del grupo de Vaticanistas Irredentos e Irreductibles, que sólo ven en tal estrategia una derivada del ‘Creced y multiplicaos’ evangélico.
    Por ello, con tanto crecimiento real, virtual, evangélico, aeroespacial, ‘chinoiserie’, peñista, propagandístico y funambulista, deberíamos interrogarnos ¿pero quien copia a quien?, ¿ don Sebastián Riquelme Montañés al Consistorio capitalino y sus estrategas de Crecimiento? o ¿el Consistorio capitalino a los pacientes y laboriosos ciudadanos chinos?
    Por ello la ‘Carta de Crecimiento Geoespacial’, que algunos interesados han optado ya por llamarla como ‘Carta de Crecimiento Aeroespacial’ de tanto aire como se insufla en el globo del cómputo de los habitantes y contribuyentes. ‘Carta de Crecimiento Geoespacial’ que debería recoger en su denominación, el justo y legítimo homenaje de las publicitadas instalaciones aeroportuarias capitalinas.
    También el reconocimiento inveterado del Gremio de Canteros y Laborantes en el trasiego verificado en los últimos periodos contables, tan pegados todos a la flotabilidad de ‘La Burbuja inmobiliaria’, como si de un zepelín se tratara. ‘Carta de Crecimiento Geoespacial’, no por que se proponga crecer por los aires de Los Castillejos y de La Cabeza del Palo, como si de un zepelín urbano se tratara.
    ¡Todo por los aires! Como una quimera volátil o como un aerostato dirigible. Pero ¿dirigible por quien?, ¿por los chinos?, ¿por el Partido Conservador?, ¿por la sombra enorme del candidato Liberal don Pepe Val y Verde? O ¿por la rareza familiar y abelfarada de don Sebastián Riquelme Montañés?
    La solución, mañana. Y por los aires.

  2. Farándula Gómez on febrero 4, 2011 14:27

    Asunto problemático èste de una macro ciudad. ¿habrá pensado que se necesita un macrocementerio? Yo propongo que se amplíe la ciudad, ya puestos, por la zona noroeste, incluyendo Piedrabuena y la Tabla de la Hiedra. Se podría utilizar el río para tirar a los muertos. Y ya se sabe que los ríos dan al mar, que es el morir.

  3. Protactínio on febrero 6, 2011 21:07

    Y diré más: ese POM(POM) desprecia olímpicamente lo que debería ser el backbone estratégico de futuro desarrollo capitalino. Sí, señores: me refiero al triángulo El Palo-La Atalaya-Cabeza Jimeno. Deberían enlazar sus dos primeros vértices mediante un teleférico movido por energía eólico-solar. Y,desde la gloriosa altura de Cabeza Jimeno, cual dos magnánimas alas que abrazaran fraternalmente a la gran ubre culiparda, dos extraordinarias pistas de aterrizaje que coadyuvaran a frenar el principal problema de la gran Región Geoestratética y Estratosférica de Giga Real, en palindrómicas siglas RGEGR. Porque, ¿qué futuro les espera a nuestros jóvenes con un aeropuerto colapsado, atiborrado de vuelos que ora despegan, ora aterrizan, mientras el habitual sinnúmero de pequeños jets privados -cargados de cantantes, moros y banqueros- deben sobrevolar el Pilar, con el peligro que tal maniobra conlleva, mientras esperan su turno o slot? Señores: un poco de sentido común. ¿Qué piensan hacer nuestras autoridades locales cuando Alcolea, sin ir más lejos, alcance la cifra de dos mil almas, que ya acaricia con las yemas de sus adustos, encallecidos dedos? ¿Cómo van a comunicarse esas criaturas con sus congéneres de, pongamos, Villar del Pozo sin perder las varias (varias, sí) horas que ya cuesta cruzar la capital? El triángulo, señores, el triángulo. Dos pistas y un funicular. Las fuentes de nuestro progreso. El lenitivo de nuestra aeroportuaria cefalea. El tiempo me dará la razón.

    (Un placer, señor Pozo.)

Nomnre

Email

Sitio gües

Expláyese, joven