Ciudad Real, de moda en la nación gracias a la nueva ordenanza de movilidad

agosto 12, 2009 | 4 comentario

Queridos lectores, nuestro sagaz consistorio a vuelto a lograrlo: desde ayer, los ciudadrealeños pueden sentirse orgullosos de encender su aparato de Tele-Visión y encontrarse con que los telenoticieros y telemagacines de la nación, normalmente dedicados en exclusiva a los temas de la mayor importancia internacional y patria, recogen informaciones sobre nuestra ciudad, sin duda reconociendo así al fin importancia central en el devenir de nuestro país y, por qué no decirlo, de la Europa occidental y las naciones civilizadas. Gracias a esta presencia internacional, tan merecida y sin embargo tan negada durante centurias, sin duda en los proximos meses recibiremos hordas de turistas, atraidos por reclamos tan insinuantes como el de “LA CIUDAD PROHIBIDA”, y dispuestos a consumir desaforadamente y traer grandes capitales para enriquecer a nuestra todavía comparativamente humilde oligarquía local, que no sólo de la sumisión y el cariño de sus subalternos puede nutrise. Desde MUNDO RANCIO invitamos a iniciar un proceso de ampliación, de capital por lo menos, del aeródromo y del Reino de Don Quijote, para hacer frente a tan potencial e imperiosa demanda.  Los que todavía no se hayan topado con estas imágenes en su moderno tele-visor, no dejen de visionarlas a continuación.

 

  

Junto al natural agradecimiento y al orgullo de la pertenencia a la raza, nos invade además, hay que decirlo, otro justo sentimiento: el de la indignación por aquellos aquellos que han permitido que en estas imágenes se ponga en cuestión la pertinencia de normas administrativas tan oportunas y necesarias en nuestra localidad como la prohibición de pasear a los canes por la derecha, o de pararse en la vía pública junto con otras personas. Sin duda son varios los contubernios implicados. Por una parte, hay que preguntarse cómo ha sido posible que los medios nacionales, roidos por el liberalismo y el modernismo moral, hayan tenido acceso al texto de la ordenanza municipal de movilidad. Esta filtración del texto gubernativo  al gran público, este conocimiento superficial que los vecinos y ciudadanos han llegado a tener de una norma municipal, no ha de quedar impune, y sin duda refleja las verdaderas inquietudes de aquellos elementos anarco-terroristas que reclaman para la gestión de la vida pública municipal aquello que dan en llamar “transparencia”, y que, bien vemos, no significa más que exponerse a las críticas de la peor ralea desde los medios controlados por la francmasoneria. Siga pues el Consistorio y Doña Rosa, y encomiémosles nosotros a ello, trabajando duramente por crear el Ayuntamiento más opaco de la nación, como constataba hace poco la agrupación extranjera financiada por el imperio austro-húngaro Transparencia Internacional. Y procédase a aplicarse las leyes anti-libelos para llevar a los tribunales, como con cotidaniedad se hace con otros alborotadores antisociales, a aquellos que tuvieron en su poder la norma y le dieron publicidad de algún tipo, exponiendo así al Consisterio al riesgo de sufrir oprobio o de tener que responder cuestión alguna.

En cuanto a los sencillos y llanos ciudadanos que en las imágenes expresan su parecer, MUNDO RANCIO desconoce si han sido manipulados de algún modo por los disolutos periodistas de la capital. En cualquier caso, deben saber estos señores y señoras que, muy lejos de tener la norma objetivos exclusivamente recaudatorios, la ordenanza tiene la finalidad de controlar las actividades de los ciudadanos sospechosos de querer hacer un uso de la vía pública que no sea el estrictamente comercial o folklórico-festivo, y que por tanto puedan potencialmente alterar la paz pública y generar alborotos de naturaleza ácrata. Con mal moneda pagamos los esfuerzos de los técnicos jurídocos del ayuntamiento, como Agapito Jimenez, que tanto tiempo y esfuerzo han invertido en seleccionar lo mejor de los textos normativos de otras localidades para redactar una ordenanza que desprecia valientemente todas las papanatadas liberaluchas del llamado derecho fundamental de reunión,  y rechaza toda sumisión a los principios vacíos de la constitución liberal del reino. Pronto veremos nuestras calles más limpias de vagos, vagabundos, maleantes, titiriteros, sindicalistas, terroristas, artistuchos, borrachos y jóvenes delincuentes, para mayor disfrute de nuestra protoburguesía local. Callen por tanto aquellos que vilipendian a nuestras autoridades acusándoles de afán recaudatorio, y sepan que, por el contrario, lo que persigue el consistorio es asegurarse de que la calle no sirve para canalizar ningún tipo de actividad asociativa o política que pueda contradecir o alterar la mortecina paz social.

Proximamente ilustraremos al lector con nuevos reportajes que explican las virtudes de nuestra nueva regulación municipal.

¡¡¡Enhorabuena a todos!!!


Comments

4 cartas al director hasta ahora

  1. Dª Consolación Ruibarbo, difunta de Cañete on agosto 13, 2009 11:00

    Felicidades caballero por tan acertadas palabras.
    Precisamente hace pocos días, mientras tomaba unas pastas en casa de mi amiga Dª Pantaleona Rufilancha, charlábamos acerca de las bondades que la normativa a la que hace referencia, nos procuraría para nuestra bien amada ciudad.
    Sin embargo y sin ánimo de crítica, Dios me libre, ambas llegamos a la conclusión de que el precepto que nos ocupa había quedado, incluso, algo débil en la intención represora.
    De todos los ciudadanos de bien, es sabido que el carácter manchego tiende al libertinaje y a la amoralidad. Este carácter debe ser bien vigilado, sometido y domado, para evitar así los pecados a los que conducen determinados excesos.

    Yo desde aquí, propongo a Dª Rosa, que considere añadir un nuevo artículo a su espléndida ordenanza, en el que se declare obligatorio el uso del cilicio al salir a la calle.
    Sin más, se despide de Vd. afectuosamente, pues he de seguir dándome tormento, su segura servidora.

  2. Don Atanasio Leopoldo de Bracamonte on agosto 13, 2009 13:12

    Muy señora nuestra Doña Consolación:

    quedamos muy agradecidos por sus comentarios, con los que no podríamos estar más de acuerdo. Cierto es que se aprecia esa laguna normativa con respecto al cilicio, que no podemos reprochar, por otra, parte a nuestra tan esforzda administración. Si no le inoportuna a usted, desde MUNDO RANCIO haremos llegar su reflexión a Don Antonio Lizcano, chantre del cabildo catedralicio, para sugerirle que corrija esa anomia moral con algún precepto en la próxima hoja parroquial que estipule el uso feligrés del cilicio. ¡Feliz mortificación!

    Suyo,
    Don Atanasio

  3. Dª Consolación Ruibarbo, difunta de Cañete on agosto 13, 2009 15:04

    Estimado D. Atanasio:
    ¿Cómo podría importunarme el que hiciese llegar hasta D. Antonio Lizcano las humildes pretensiones de esta pobre viuda?, al contrario.
    Además he de decirle que a D. Antonio le tengo gran aprecio pues es mi confesor predilecto. Así también lo fue de mi difunto, D. Antolín Cañete (que Dios tenga en su Gloria), al cual seguramente usted conocería en vida pues era persona devota y de recta e intachable moral, gran aficionado taurino, y que desgraciadamente feneció al ser atropellado por una ambulancia durante el desfile de la Caravana Blanca, al cual éramos asiduos.
    Comprenderá que estos días son especialmente tristes para mí y mi única distracción es, aparte de mis mortificaciones, tormentos y triduos, leer este noticiero que llena mi espíritu de regocijo, pues echo mucho en falta el NO-DO, que he sabido por boca de mi amiga Dª Pantaleona ya no emiten en los cinematógrafos.

    Suya afectísima,
    Dª Consolación Ruibarbo, viuda de Cañete.

  4. Javier Jiménez Fernández on agosto 24, 2009 2:53

    Sinceramente me quedé sin ironía suficiente…

Nomnre

Email

Sitio gües

Expláyese, joven