El orgullo de sus padres.

mayo 12, 2008 | 2 comentario

Cuantos padres, al contemplar a este niño ejemplar, sienten la sana envidia de tenerlo bajo su techo. Ahí reside la diferencia entre una infancia plena de saber y reflexión y otra caprichosa, llena de vicios y hedonismo. Desde aquí sugerimos al Gabinete de Infancia la realización de programas amenos que reconduzcan a nuestra infancia hacia el sendero de la rectitud moral.

Visto en http://amenhermano.wordpress.com


Comments

2 cartas al director hasta ahora

  1. Adusto Peláez on mayo 20, 2008 17:05

    Magnífico ejemplo de rectitud moral. El apasionamiento de éste rancio prepúber me ha conmovido hasta el tuétano.

  2. qué miedo on mayo 20, 2008 17:18

    madre qué rancio,a este no le han dado educación para la ciudadanía.
    qué pena y qué miedo

Nomnre

Email

Sitio gües

Expláyese, joven